Salte la navegación

Tag Archives: masilla epóxica

Hola.
La primera vez que intenté hacer moldes fue caótico, nada resultó como lo había visto en taller de cerámica, en libros o en un video tutorial de youtube, pues no tenía nada de bonito ni sencillo y toma un poco de tiempo “encontrarle la maña” o encontrar tu sistema de trabajo.
En esas primeras intentonas obtuve demasiadas piezas fallidas, ya sea por búrbujas de aire, porque las partes del molde se corrieron, el material se escurrió por el costado o no preparé bien la mezcla de resina para el vaciado, etc. un gran número de variables que en esos momentos no controlé. Bueno, tomé esas piezas y guardé las que consideré aún tenían utilidad pues servirían para experimentar y bocetear alguna figura.
Antes de poder usar las “piezas fallidas” les dí un retoque, rellené los espacios de las burbujas de aire, lijé los sobrantes y las imperfecciones, me llevó bastante tiempo pues es un trabajo lento, no hay como obtener piezas casi sin errores del molde, te ahorra mucho trabajo muojojojojojojo.

Los brazos y las manos los tuve que hacer nuevamente, pues no tenía ninguno para reparar, son piezas únicas así que los hice con masilla epóxica, no quedaron “optimos” pero si “aceptables”, lo que me hace dejar una nota para mí sobre trabajar un poco más con masilla epóxica.



Una vez que terminé de preparar las piezas, me entusiasmé con ponerle alas a la muñeca, sí, alas como si fuera un ángel, igual me queda dando vueltas la idea en la cabeza de luego hacer una arpía al estilo de Papi de Monster Musume no iru nichijou, pues nada más para ver qué resulta. La complicación que surgió fue que debía hacer alas articuladas que no fueran excesivamente pesadas, así que descarté cualquier tipo de masa por ahora, y usé un sencillo sistema con palitos de helado y alambre, hasta el momento funciona de maravillas. Una vez resuelto eso me dediqué a pintar.



Pues así iba quedando, las alas son ligeras, pero deberé pegar dos palitos de helado más, mi primera idea era solo rellenar con plumas la punta de las alas y prescindir de esos soportes, pero los pegaré porque no estoy muy seguro si funcionará sin ellos.

Con paciencia pego las plumas al soporte, esta parte es algo tediosa, pues bien así quedó al final:




Ya está casi lista, las alas funcionan bastante bien y no se van mal, me gusta el resultado, aún queda el pelo, éste punto me ha dado bastante trabajo y he demorado en encontrar un método que me deje satisfecho con los resultados, pero lo trataré en otra entrada más adelante.

Saludos.

Anuncios